All for Joomla All for Webmasters

LogoMIEPIweb_PNG.png

La Circuncisión Espiritual


        La ley y la gracia son el signo del poder de Dios. Y es en el antiguo testamento donde se inicia este asunto con el pueblo de Israel. Como punto de partida, para explayarnos en este tema tan profundo como interesante. En cierta forma, trataremos de visualizar la  grandeza y la magnificencia del Señor en su gloriosa manifestación A TRAVES DEL ESPIRITU SANTO.

Es impactante, encontrar la presencia de la Tercera Persona en el Libro del Génesis, que en su esencia en el versículo 1,  EN LA CREACION. Aclarando que la palabra DIOS ES PLURAL Y EN ELLA ESTAN INCLUIDOS EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPIRITU SANTO.

El versículo 2, nos habla de la tierra DESORDENADA Y VACIA, enseguida se nos presenta a las TINIEBLAS SOBRE EL HAZ DEL ABISMO, Y Culmina esta parte escritural hablando sobre el ESPIRITU DE DIOS (que) SE MOVIA SOBRE EL HAZ DE LAS AGUAS.

Ahora bien, al desglosar en primer lugar (la tierra) concretamente EL MUNDO, donde Dios hizo que la tierra produjese  “Seres vivientes” (Ver Génesis 1:24-26); en el sentido más amplio y sin temor a equivocarme “HABLANDO DEL HOMBRE”, TAL CUAL LO PRECISA. Génesis 2:7, que dice: “FORMÓ, PUES, JEHOVÁ DIOS AL HOMBRE DEL POLVO DE LA TIERRA, Y ALENTO EN SU NARIZ SOPLO DE VIDA; Y FUE EL HOMBRE EN ALMA VIVIENTE.”


Por ende, derivamos este hermoso tema con base y apoyo desde la existencia de Adán, como el primer hombre establecido en el “Huerto del Edén”. Esto es un hombre lleno de vida espiritual. Su naturaleza original, asigna también la creación de la mujer, en virtud de la pasmosa soledad de Adán (Ver el libro en comento en su Capítulo 2: 18 y 21 al 23.

Lo ya reseñado, nos permite hablar de la perfección humana de Adán y Eva, quienes fueron dotados DE UNA VIDA COMPLETAMENTE ESPIRITUAL, Y LA RUINA DE ESA VIDA ESPIRITUAL, SIN PECADO, se deriva en la vía y forma que indica el Libro de Ecclesiastes. El Capítulo 7, versículo 20, que indica: CIERTAMENTE NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA, QUE HAGA BIEN Y NUNCA PEQUE.

El versículo 24, precisa: “LEJOS ESTA LO QUE FUE; Y LO MUY PROFUNDO ¿Quién LO HALLARA? “ El versículo 27, abunda con pasmosidad la gracia excelsa de su justicia, cuando reitera: “HE AQUÍ, ESTO HE HALLADO, DICE EL PREDICADOR, PESANDO LAS COSAS UNA POR UNA PARA HALLAR RAZON;” y culmina diciéndonos el versículo 29, “HE AQUÍ SOLAMENTE HE HALLADO ESTO; QUE DIOS HIZO AL HOMBRE RECTO (Perfecto), MAS ELLOS BUSCARON MUCHOS CUENTAS.

LA DESOBEDIENCIA REALIZADA POR Adán y Eva, bajo la intervención perversa de Satanás a través la serpiente,  pervirtiendo el orden del hombre perfecto, del hombre que originalmente vivió en el Edén apartado de toda especie de mal. Por ende, la expulsión del Huerto del Edén, dictada contra Adán y Eva, genero un proceso de descomposición humana que aparentemente llego a cambiar hasta la construcción del Arca, la cual culmina con la construcción de la Torre de Babel, donde surge la confusión de lenguas y la dispersión de la humanidad. Enseguida, viene de Dios, la elección de Abraham, que enmarca su descendencia por conducto de Isaac y Jacob, formando con ello al Pueblo de ISRAEL, donde Dios estableció Su Bendición para Todas las Familias y Naciones de la Tierra. Es muy interesante ver como José (descendiente de Jacob), se estableció en el Pueblo de Egipto, donde se conformo el Pueblo de Dios.  Mismo que fue sacado por la mano Fuerte del Señor a través de Moisés.  

Al volver nuestra vista a las Sagradas Escrituras. Tenemos que buscar con denuedo la misma presencia de Dios a través del ESPIRITU SANTO. El Capítulo 3 del Libro del Éxodo nos hace ver como el Ángel de Jehová, se aparece A Moisés, en una llama de Fuego en el Monte Horeb. Y Dios le hace notar la aflicción que vive su pueblo. Manifestando que  ha descendido para librarlos de los egipcios y sacarlos de aquella tierra a UNA TIERRA BUENA Y ANCHA,  A TIERRA QUE FLUYE LECHE Y MIEL. Moisés se mostró renuente, sin embargo Dios lo levanto para guiar a su pueblo a la tierra prometida. En el Capítulo 19 del libro del Éxodo, señala que en el mes tercero de la Salida, vinieron al Desierto de Sinaí, y en el Monte Horeb, dice la escritura en los versículos 3 al 6 que: “… Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte diciendo: ASI DIRAS A LA CASA DE JACOB, Y DENUNCIARAS A LOS HIJOS DE ISRAEL:” “vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y como os tome sobre alas de águilas, y os he traído a mí.” “AHORA PUES, SI DIEREIS OIDO AMI VOZ, Y GUARDAREIS MI PACTO, VOSOTROS SEREIS MI ESPECIAL TESORO SOBRE TODOS LOS PUEBLOS; PORQUE MIA ES TODA LA TIERRA” “Y VOSOTROS SEREIS MI REINO DE SACERDOTES, Y GENTE SANTA…”
Es en esta parte, donde tenemos que retomar la excelsitud de esta bendición para el pueblo de Israel, leyendo el Capítulo 17 del libro del Génesis en sus versículos 1 al 14, del cual reproduzco los versículos 10 y 11, que infiere: “ESTE SERA MI PACTO , QUE GUARDAREIS ENTRE MI Y VOSOTROS Y TU SIMIENTE DESPUES DE TI: SERA CIRCUNCIDADO TODO VARON DE ENTRE VOSOTROS.” “CIRCUNCIDAREIS, PUES LA CARNE DE VUESTRO PREPUCIO, Y SERA POR SEÑAL DEL PACTO ENTRE MI Y VOSOTROS.”

La palabra circuncidar se deriva de MUL, que significa CORTAR. Dios introdujo el acto físico de circuncisión como señal del pacto abrahámico. El corte del prepucio del varón era permanente y, como tal, serviría de recordatorio de la perpetuidad de la relación mediada por el pacto. Este acto especial de circuncisión fue una señal de la promesa gratuita de Dios. Con esta promesa se estableció las relaciones del pacto, donde Dios esperaba que su pueblo cumpliera, con gozo y de buena gana, sus expectativas, para que su pueblo demostrara el reinado divino del Señor sobre la tierra.

Sin embargo, la palabra del señor nos descubre en su infinita gracia el uso espiritual de CIRCUNCIDAR, A FAVOR DE LA IGLESIA MODERNA. A través del antiguo testamento, tal como lo precisa el libro de Deuteronomio en su Capítulo 10, en su versículos 1 al 16. Del cual reproduzco el versículo 16, que dice: CIRCUNCIDAD PUES EL PREPUCIO DE VUESTRO CORAZON, Y NO ENDUREZCAIS MÁS VUESTRA CERVIZ.” Y LA IGLESIA PENTECOSTÉS RECIBE DE SUMO AGRADO UNA PROMESA DESDE EL ANTIGUO TESTAMENTO A TRAVES DEL CAPITULO 30, VERSICULO 6, QUE INFIERE: “Y CIRCUNCIDARA JEHOVA TU DIOS TU CORAZON, Y EL CORAZON DE TU SIMIENTE, PARA QUE AMES A JEHOVA TU DIOS CON TODO TU CORAZON Y CON TODA TU ALMA, A FIN DE QUE TU VIVAS.”

CONSIDERAMOS entonces, que la vida espiritual viene por medio de la operación divina que el Señor Jesucristo, nos dio al venir al mundo para darnos el ESPIRITU CONSOLADOR, el cual el mundo no le ve ni le conoce. El ir a un Templo y escuchar la voz de Dios, es de suma importancia para el hombre.  La Epístola del Apóstol San Pablo a los Romanos, lo clarifica cuando dice “Porque no es Judío el que lo es en manifiesto; ni la circuncisiones la que es en manifiesto en la carne:” “Más es Judío EL QUE LO ES EN EL INTERIOR; Y LA INCIRCUNCISIÓN ES EN EL CORAZÓN, EN ESPÍRITU, NO EN LETRA; LA ALABANZA DEL CUAL NO ES DE LOS HOMBRES, SINO DE DIOS.”  Romanos 2:28 y 29.

Romanos 3: 1, 29 y 30, nos dicen: “¿Qué, pues, tiene más el judío? ¿O QUE APROVECHA LA CIRCUNCISIÓN?” “¿ES DIOS SOLAMENTE DIOS DE LOS JUDÍOS? ¿NO ES TAMBIEN DIOS DE LOS GENTILES? CIERTO TAMBIEN DE LOS GENTILES.” “porque uno es Dios, el cual justificara por la fe la circuncisión y por medio de la fe la incircuncisión.” Sugiero lean el capítulo 4 de la Epístola en comento.

CONCLUSION: La primera Carta a los Corintios en su Capítulo 7, versículos 19 y 20, infieren que “La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino la observancia de los mandamientos de Dios.” para valorar estas aseveraciones espirituales, DEBEMOS OBSERVAR CON DILIGENCIA (como norma de fe y conducta. La palabra de Dios. Leer la Epístola de Santiago 1: 16 al 25 y  Efesios 2: 10 al 22) “Cada uno EN LA VOCACION EN QUE FUE LLAMADO EN ELLA SE QUEDE.” A todo lo anterior se añade AL RESPECTO Filipenses 3:3: “PORQUE NOSOTROS SOMOS LA CIRCUNCISIÓN, LOS QUE SERVIMOS EN ESPIRITU A DIOS, Y NOS GLORIAMOS EN CRISTO JESUS, NO TENIENDO CONFIANZA EN LA CARNE.”  TEXTO QUE ESTA RELACIONADO CON LO QUE DICE COLOSENSES 2:11 al 15; 3:8 al 11. (LEER). En vía de colofón inserto lo que infiere 2ª Corintios 3:2-9, con el fin de comprender la importancia de la incircuncisión como la operación gloriosa realizada por el Poder del Espíritu Santo EN NUESTRO CORAZON, no hecha con manos de hombre, sino de Dios, tal como lo precisa los versículos 3 y 6 QUE NOS DICE: “QUE NOS HIZO MINISTROS SUFICIENTES DE UN NUEVO PACTO. “Y AUN HASTA EL DIA DE HOY, CUANDO MOISES ES LEIDO, EL VELO ESTA PUESTO SOBRE EL CORAZON DE ELLOS.” “MAS CUANDO SE CONVIRTIEREN AL SEÑOR, EL VELO SE QUITARA.” “PORQUE EL SEÑOR ES EL ESPIRITU; Y DONDE HAY EL ESPIRITU DEL SEÑOR, ALLI HAY LIBERTAD.” “POR TANTO, NOSOTROS TODOS MIRANDO A CARA DESCUBIERTA COMO EN UN ESPEJO LA GLORIA DEL SEÑOR, SOMOS TRANSFORMADOS DE GLORIA EN GLORIA EN LA MISMA SEMEJANZA, COMO POR EL ESPIRITU DEL SEÑOR.”

 

QUE EL SEÑOR, sea rica y abundantemente con todos vosotros.
Su hermano en Cristo. Josué González Pérez.