All for Joomla All for Webmasters

LogoMIEPIweb_PNG.png

La Salvación


        Hoy nos encontramos en el camino de la vida verdadera, Como iglesia de Dios. Por lo tanto, nosotros tenemos que considerar la expectativa de nuestra fe en realidades. Buscando sobre todas las cosas todos los días en forma singular la gracia redentora de nuestra SALVACION. Como dice el Señor, a través de su palabra santa: “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia, sino mucho más ahora en mi ausencia, OCUPAOS EN VUESTRA SALVACION CON TEMOR Y TEMBLOR.”

Cuanta certeza abrigan nuestros corazones de tan loable concepto que asigna para cada cristiano la redención de nuestra vida. Muchos tenemos que pensar que la grandeza de Nuestro Dios es incomparable. No se ustedes, pero yo me pregunto muchas veces que vio Dios en el hombre “Para Tener memoria de nosotros y sobre todo su gloriosa compasión para extender su mano, su poder Y SU VIDA MISMA para levantar el Edén caído, y ofrecernos “El reino de los Cielos, EL NUEVO EDEN, el mismo “Paraíso”, que nuestra mente finita jamás ni nuca ha alcanzado a visualizar en toda su magnitud. Solo de pensar lo gloria que tuvo el apóstol San Juan, cuando escribe el escenario lleno de visiones esplendentes en el hermoso acontecer de la Gran Revelación, que es en suma “El Libro del Apocalipsis”. Más que nada, al leer el Capítulo 21, cuando empieza a narrarse en forma impresionante las palabras más consoladoras que esperamos ver realizadas cuando “abramos nuestros ojos en la misma Gloria del Señor. A esto pregunto qué haremos Ustedes y yo en el “Momento de obtener nuestra Salvación”. Cuando el apóstol Juan dice: “Y VI UN CIELO NUEVO, Y UNA TIERRA NUEVA: PORQUE EL PRIMER CIELO Y LA PRIMERA TIERRA SE FUERON, Y EL MAR YA NO ES.”

No sé, que piensen Ustedes. Pero, al estar escribiendo esta porciones bíblicas, mis ojos se llenan de lagrimas, al pensar, la dicha tan grande que tuvo San Juan, cuando expresa: “Y YO JUAN, VI LA SANTA CIUDAD, JERUSALEM NUEVA…” Y más desmorona nuestro ego, y en su caso “el corazón” cuando añade: “”Y OI UNA GRAN VOZ DEL CIELO…” (La verdad, que indignos somos los humanos de tan grande beneficio. Sobre todo, CUANDO LE VEAMOS ( Leer. 1ª. Epístola de San Juan 3:2). ¿Y qué digo? ¿O qué dirá Usted? Ante tal manifestación, pues el versículo 4, del Capítulo 21 del Apocalipsis, en comento. Sencillamente nos constriñe el hecho de que Dios “… LIMPIARA TODA LAGRIMA… Y LA MUERTE NO SERA MAS…)

Todo esto amados amigos y hermanos en Cristo no tiene comparación, tal como lo establece la mismísima PALABRA DE DIOS, en la Epístola a los Romanos 8:18. “PORQUE TENGO POR CIERTO QUE EN LO QUE EN ESTE TIEMPO SE PADECE, “NO ES DE COMPARAR CON LA GLORIA VENIDERA QUE EN NOSOTROS HA DE SER MANIFESTADA.”

Realmente, catapulta en su esencia nuestra “Redención”, la “Misma Salvación” en su más pura expresión como el hecho “singular” que tuvo el “Buen Ladrón” al arrepentirse delante de Nuestro Señor Jesucristo, cuando tuvo el valor de decirle compungidamente: “Y nosotros, a la verdad, justamente padecemos; porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos: MAS ESTE NINGUN MAL HIZO.” ¡Qué actitud tan conmovedora, nos presenta la Biblia en esta parte! Más, si anteponemos el argumento del “Mal Ladrón”. Veamos: “Y uno de los malhechores… LE INJURIABA, DICIENDO: SI TU ERES EL CRISTO, SALVATE A TI MISMO Y A NOSOTROS.

Ante tal situación, podemos ver que nunca falta el hombre malo. Las aberraciones de los “pecadores”, hoy día son tan grandes tan deprimentes y penosas. Sencillamente porque muchos no “Buscan a Dios”. Otros lo buscan en forma religiosa, y otros sin interés profundo, pues todavía “hay almas” que no han experimentado “SU SALVACIÓN”. Muchos creen y piensan que con tan solo acudir al Templo “De vez en cuando”, o en forma “irregular”, es suficiente para alcanzar la “Vida Eterna”. Sin embargo esto no es así. Veamos con atención este tema.

En primer lugar quiero valerme de dos textos que nos darán la pauta, para ver. Sino a fondo. En este caso, si el grado de intensidad, de tan magno hecho en su relevancia. Por ejemplo, San Pablo, el gran siervo de Dios, decía: “Palabra fiel y digna, de ser recibida de todos: QUE CRISTO JESUS VINO AL MUNDO PARA SALVAR A LOS PECADORES, DE LOS CUALES YO SOY EL PRIMERO.” 1ª. Timoteo 1:15. Es primordial y esencial, entender que “El Gran Apóstol” al escribir dicha carta, “Era un anciano muy respetable”,. Sin embargo, sus palabras nos llevan a muchas reflexiones. Pues hay mucha gente, que se indigna cuando se le predica la Palabra de Dios. Hay otros que la reciben de buena manera pero al venir la prueba se alejan, otros por las riquezas, etc. Naturalmente que ante tal tipo de evidencias el mismo Señor, expresa en “La Parábola del Sembrador” Qué su palabra ha caído en Buena Tierra. Y esta da fruto a 30, 50 y a ciento. Y es ahí, donde encontramos la trascendencia del MILAGRO DIVINO que el SEÑOR REALIZA POR MEDIO DE SU SACRIFICIO Y MUERTE REDENTORA PARA DARNOS  LA SALVACION.

Pero ahora preguntaran Ustedes, ¿Que es “La Salvación”? Por principio de cuentas, nuestro concepto; objeto de este estudio, se deriva de la palabra “SOTERIA”, Y DENOTA, LIBERACION, PRESERVACION, EN SUMA SALVACION LA CUAL TRADUCIMOS EN FORMA INOBJETABLE COMO “VIDA ETERNA”

En este sentido, si Jesucristo vino al mundo a “Salvar” al hombre del pecado, ya que: EL ES EL UNICO QUE QUITA NUESTROS PECADOS. Y a modo, de aplicar el término “liberación”, nos basificaremos en la Biblia, cuando dice: “PORQUE LA LEY DEL ESPIRITU DE VIDA EN CRISTO JESUS ME HA LIBRADO DE LA LEY DEL PECADO Y DE LA MUERTE.” (Se fijan la importancia del poder de Dios). Por tal motivo, Es irrazonable e inconcebible, oír a la gente criticar, rechazar, refutar, maldecir, etc. Todo “Mensaje Cristiano”. Por ello, la Biblia precisa contundentemente el hecho de decir que ESTAN SORDOS, CIEGOS, Y POR QUE NO “MUDOS” “porque no quieren confesar con su boca y creer con su corazón en Cristo. Romanos 10:9. “QUE SI CONFESARES CON TU BOCA AL SEÑOR JESUS, Y CREYERES EN TU  CORAZON QUE DIOS LE LEVANTO DE LOS MUERTOS, SERAS SALVO.” Y añado al respecto los versículos 13 y 14. “PORQUE TODO AQUEL QUE INVOCARE EL NOMBRE DEL SEÑOR, SERA SALVO.” “¿Cómo PUES INVOCARAN A AQUEL EN EL CUAL NO HAN CREIDO? ¿Y COMO CREERAN A AQUEL DE QUIEN NO HAN OIDO? ¿Y COMO OIRAN SIN HABER QUIEN LES PREDIQUE? Nota: para aplicar con justicia la palabra “invocar”, los invito a consultar el Tema anterior. ¿Qué ES LA ORACION? Sin dejar de invitarlos a que lean el Capitulo 6 de la Epístola de San Pablo dirigida a los Romanos, del cual reproduzco los versículos  “Empero Gracias a Dios, que aunque fuisteis siervos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual sois entregados.” “Y LIBERTADOS DEL PECADO, SOIS HECHOS SIERVOS DE JUSTICIA.” “Más ahora librados del pecado, y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto LA SANTIFICACION, Y POR FIN LA VIDA ETERNA.”

Quiero concluir este tema, con la “Palabra de Dios” y dirigirme como lo hizo San Pablo al dirigirse a Timoteo. “Por tanto no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mi, preso suyo; antes sé participante de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios.” “QUE NOS SALVO Y LLAMO A VOCACION SANTA, NO CONFORME A NUESTRAS OBRAS, MAS SEGÚN EL INTENTO SUYO Y GRACIA, LA CUAL NOS ES DADA EN CRISTO JESUS ANTES DE LOS TIEMPOS DE LOS SIGLOS.” “MAS AHORA ES MANIFESTADA POR LA APARICION DE NUESTRO SALVADOR JESUCRISTO, EL CUAL QUITO LA MUERTE, Y SACO A LA LUZ LA VIDA Y LA INMORTALIDAD POR EL EVANGELIO;”

Amado amigo, hoy te invito a que abras los ojos, y mires a Dios, quien está a la diestra del padre intercediendo por TU SALVACION, ( Ver Romanos 8:34 y Hebreos7:25). Nadie que no busque a Dios, piense que lo que predicamos es una fantasía o una ilusión solo te decimos que si rechazas el mensaje tu final será en el lago de fuego ardiente donde su palabra nos dice que ahí será EL LLORO Y CRUJIR DE DIENTES. San Mateo 13: 49 y 50. Y  remito el Capitulo en comento por la referencia que hice de la parábola del “Sembrador”. Gracias.

 

 

Josué González Pérez.