All for Joomla All for Webmasters

LogoMIEPIweb_PNG.png

El Siervo del Espíritu



        Los cambios futuros no pueden cancelar la misión del  predicador. El no ha recibido su comisión de ninguna sociedad humana. En todo caso ES UN SIERVO DOTADO CON EL PODER DEL ESPIRITU SANTO. 2ª. Corintios 4:1-7, que infiere grosso modo lo siguiente: “Por lo cual teniendo nosotros esta administración, SEGÚN LA MISERICORDIA que hemos alcanzado, NO DESMAYAMOS.” “ANTES QUITAMOS LOS ESCONDRIJOS DE VERGÜENZA, NO ANDANDO CON ASTUCIA, NI ADULTERANDO LA PALABRA DE DIOS, SINO POR MANIFESTACION DE LA VERDAD ENCOMENDANDONOS A NOSOTROS MISMOS A TODA CONCIENCIA HUMANA DELANTE DE DIOS.” “QUE SI NUESTRO EVANGELIO ESTA AUN ENCUBIERTO, ENTRE LOS QUE SE PIERDEN ESTA ENCUBIERTO:” “EN LOS CUALES EL DIOS DE ESTE SIGLO CEGO LOS ENTENDIMIENTOS DE LOS INCREDULOS PARA QUE NO LES RESPLANDEZCA LA LUMBRE DEL EVANGELIO DE LA GLORIA DE CRISTO, EL CUAL ES LA IMAGEN DE DIOS.” “PORQUE NO NOS PREDICAMOS A NOSOTROS MISMOS, SINO A JESUCRISTO EL SEÑOR; Y NOSOTROS VUESTROS SIERVOS POR JESUS.” “PORQUE DIOS, QUE MANDO QUE DE LAS TINIEBLAS RESPLANDECIESE LA LUZ, ES EL QUE RESPLANDECIO EN NUESTROS CORAZONES, PARA ILUMINACION DEL CONOCIMIENTO DE LA GLORIA DE DIOS EN LA FAZ DE JESUCRISTO.” “TENEMOS EMPERO ESTE TESORO EN VASOS DE BARRO, PARA QUE LA ALTEZA DEL PODER SEA DE DIOS Y NO DE NOSOTROS.”

Permitidme establecer en su punto más elevado la posición del Siervo de Dios. Entendiendo que el predicador como MENSAJERO DE DIOS, es el verdadero señor de la sociedad no elegido por ella como gobernante, sino elegido por Dios para formar sus ideales en la doctrina más pura y santa a través de la Palabra de Dios, para encender el entusiasmo de la iglesia, revivir su fe, depurar sus pasiones, purificar sus intenciones y dar firmeza a una vida verdadera para poder caminar en este mundo bajo la voluntad de Dios.

No existe el menor peligro de que el oficio del predicador desaparezca por falta de candidatos. Pues Dios suple en su gran misericordia esta necesidad. Hoy todos quieren predicarnos, tengan o no tengan condiciones para ello. Nunca han brotado tantos púlpitos en este mundo. Nunca se han oído en él tan superabundancia de evangelios. Las diversas manifestaciones se dan empellones en plazas públicas, auditorios, salones y templos; muchas veces ocultando la verdad como falaces advenedizos, sin ser profetas anuncian salvación y fulminan el verdadero juicio de Dios a su estilo muy personal.

Es sorprendente el afán que existe en nuestros días por entrar en competencia con el púlpito convencional y usurpar las funciones en la consideración de asuntos lejanos a la Gracia Salvadora de Nuestro Señor Jesucristo, en la perspectiva de intereses bastardos y mezquinos como lo señala la palabra de Dios. 1ª Juan 4:1. “Amados no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo.”. Y Judas Versículo 4, “PORQUE ALGUNOS HOMBRES HAN ENTRADO ENCUBIERTAMENTE, LOS CUALES DESDE ANTES HABIAN ESTADO ORDENADOS PARA ESTA CONDENACION, HOMBRES IMPIOS, CONVIRTIENDO LA GRACIA DE NUESTRO DIOS EN DISOLUCION, Y NEGANDO A DIOS QUE SOLO ES EL QUE TIENE EL DOMINIO, Y A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.”

Como es el caso del dramaturgo que no esta contento mientras no ha convertido el escenario en un púlpito que solo busca atraer gente con las más someras vulgaridades; o el periodista que procura encantar al público con un mensaje manipulado o vendido al mejor postor; o al agitador que enciende un pueblo sobre su improvisada tribuna capitalizando las inconsistencias e hipocresías de la sociedad; o como el novelista, dirigiendo las fuerzas de su experiencia a la imaginación de sus lectores que viven bajo ilusiones sin fundamento; o del estadista que convierte la plataforma del oportunismo político para su beneficio e enriquecimiento personal; o el poeta, prosista o músico que bajo una inspiración falsa pretende enajenar y convulsionar bajo el fundamento más sutil de los placeres mundanos. Todo esto debe parecer que la humanidad es una criatura resignada a tantos desatinos cuando en el fondo descubren que no son tan buenos como deberían serlo.

Reconozcamos ante todo la honestidad y el orden de un Siervo de Dios, que es guiado por el Espíritu Santo en la Iglesia ¿y por qué no? Dentro de la sociedad cuando trabaja por el engrandecimiento del Reino de Dios.

Los verdaderos ministros debemos colocarnos entre los grandes predicadores de justicia de todos los tiempos (Aclarando que la gloria es para Dios, y como lo dice el libro de Apocalipsis 14:13, “Bienaventurados… los que mueren en el Señor… porque sus obras con ellos siguen.”)  Como: San Pablo, San Pedro, Abraham Lincoln, Henry Ward Beecher, Robert May, Tomas Biney, Dalo Spurgeon, Tomas Carlyle, John Ruskin, John Bright, Anna Sanders, Maud W Thomas, Jewyl G. Williams, en México destacan los siguientes Siervos de Dios  Andrés Morel (1536), Pedro Orchate (1572), Primeros Martires en México, Martín Cornu y George Ribley año 1574. Melinda Rankin, primera misionera (1842-1872), Cristian Kener y Guillermo Butler, Misioneros Irlandeses que llegaron a México en (1872),  Dr. Santiago Hickey y Tomas Westrup, (30 de Enero de 1864), Dr. Presley (1879); Henry C. Ball, Fundador de las Asambleas de Dios (1918), Axel Anderson, (1920) Misionero sueco, Gran impulsor del Movimiento Pentecostal en la Ciudad de México. Andrés Órnelas Fundador de la Iglesia de Pachuca, Hgo. (1922), Esteban Chávez Escoto Fundador de la Iglesia Congregacional Independiente (1923), Josué Hernández Mejía Fundador de la Iglesia Interdenominacional (1927), Valente Aponte González (Fundo el MIEPI, A. R. en el año 1930) Nació el 21 de Mayo de 1895 y murió el 10 de Enero de 1961; Miguel Leal Rojas, Fundador de la Iglesia “Éfeso” (1931), Siervas y Siervos de Cristo destacados en el MIEPI, Elisa Flores Miranda, Representante Nacional del MIEPI, y fecunda precursora del Evangelio en toda la República Mexicana,  conocida como “Febita”, (1935-1989), David Guevara Zarate (1931-2001); Genaro Martínez Ochoa, gran precursor del evangelio en el Estado de Puebla. (¿-1968).  Y Rebeca Díaz de Montoya, (1923-1994) Gran precursora del evangelio en El Distrito Federal y en el Estado de México; Raquel Rechy Álvarez, Diaconisa emprendedora que impulso la Escuela Bíblica de Vacaciones y El Consejerito, además de implementar literatura para los Grupos Doctrinales del MIEPI, A.R. (1950-2009) y cuantos más cuyos nombres están escritos en EL LIBRO DE LA VIDA. 2ª Corintios 4:13-18.  San Lucas 10:20.

No debemos restringir nuestra vocación. No tenemos el monopolio de ninguna estrecha o exclusiva teoría de la predicación, la inspiración no está condicionada por una corbata blanca o una toga ginebrina.
    
No nosotros que nos llamamos predicadores, no tenemos el monopolio de LA MAS GRANDE DE TODAS LAS ARTES. Ni estamos interesados en establecerlo. YA QUE EL ESPIRITU SANTO ALIENTA A DONDE QUIERE. Nadie pone en duda que el Profeta amos era uno de los nuestros, si bien que sepamos, no predicaba dos veces por domingo. Todos fuimos llamados sin importar el oficio, esto es, labrador, pastor de ovejas o rebaños, carpinteros pescadores, mecánicos, ingenieros, funcionarios publicanos, mineros leñadores, médicos y profesionistas y de oficios y actividades diversas sin límite de edad. Cada cual a su tiempo y en su oportunidad hemos recibido la inspiración divina, y con ella la capacidad de dirigir espiritual y moralmente a la humanidad de la cual un día tendremos que dar cuenta al que nos llamo con vocación Santa. 1ª Pedro 4:1-5; Romanos 14:12.

La historia humana nos ignorará, porque no conoce el amor de Dios, ya que el PREDICADOR ES EL SUBLIME MILAGRO DEL ALMA DIVINAMENTE EMBRIAGADA CON LA VISION DE UNA VOLUNTAD ETERNA Y DE UN IMPERIO AL CUAL PERTENECEN TODOS LOS CONTINENTES, LENGUAS Y RAZAS. Por ende el predicador debe permanecer firme y fiel bajo la Dirección del Espíritu Santo. San Juan 16:13.

 

Josué González Pérez.