All for Joomla All for Webmasters

LogoMIEPIweb_PNG.png

Alabanza

 

        En esta ocasión, tenemos la oportunidad de visualizar, conforme a la gracia redentora de Nuestro Señor Jesucristo, el tema de la alabanza. Que si bien es cierto, que en un artículo pasado se considero una fase, también es cierto, que esta temática es inagotable a la luz de las Sagradas Escrituras. Por tal motivo, se hace necesario dar una pauta más a ese respecto, con el fin de comprender en alguna forma su significado espiritual. Aún más, nuestro propósito es extraer en sí, su contenido real y profundo, para deslindarlo y desglosarlo de cualquier otra percepción que se deriva del género musical. Pero, que esta enlazado en la vida de la iglesia y sin quererlo con el hombre común y corriente que no conoce a Dios, sencillamente porque su corazón vive alejado del conocimiento del Evangelio, “… Porque es potencia de Dios para salud a todo aquel que cree; al judío primeramente y también al griego.”(Roma. 1:16; 2:9-11)  Dado a que, en todo el mundo, pareciese que la alabanza solo esta circunscrita  “En el canto y la adoración”. Y como hemos de ver más adelante abarca otros aspectos, que nos llevan a comprender su verdadero contenido, sin ver razas ni fronteras, puesto que la Iglesia verdadera del Dios Vivo, le alaba profundamente con sus cantos, sus alabanzas y oraciones profundas al sentir su Gloriosa Presencia. Cuanto más que en estos tiempos finales de la GRACIA, en todas las congregaciones vemos derramada la Lluvia del Espíritu Santo, sin mezclarse con las sectas o todas aquellas religiones que no son cristianas, aunque juren decir que lo son.  Habiendo con ello perdido la virtud DE CONOCER QUE CRISTO ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA. (San Juan 14:6) Y SOBRE HAY QUE ENTENDER, QUE NINGUNA RELIGION SALVA. SINO EL ÚNICO QUE SALVA AL HOMBRE, ES CRISTO.

Por ende, es inobjetable Y NECESARIO rebatir de alguna manera LAS TRAMPAS, LAS MENTIRAS Y ENGAÑOS DEL ENEMIGO DE NUESTRA ALMA, SABIENDO QUE LA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ESTA CERCANA.

Con todo lo expresado, es lamentable saber que el sentido de la percepción ESPIRITUAL, no está desarrollado en la verdadera Fe, y el Conocimiento profundo de la Palabra de Dios. En virtud de que la mayoría de la gente que se aglomera, con el simple hecho de realizar un supuesto “evento cristiano” con todos los matices de un concierto “mundano”, donde muchos creen, que a través de ese estruendo de psicosis emocional han rebasado la misma gloria del cielo. De tal manera, que llegan a considerar que en ese alud de alabanzas y cantos, ha descendido la misma presencia del Señor, cuando solamente es una emoción sutil y pasajera.      

Es incomprensible, ver y oír el desplegamiento y  la mixturización de los cantos cristianos, que también en forma muy soberana ha secuestrado el clero católico, cuando sin más, se han apoderado de las alabanzas y cantos cristianos para  ejercerlos también en sus prácticas religiosas, (aquí aplica el camuflaje que se utiliza en la guerra moderna con el fin de engañar al enemigo. Entendiendo que como el clero a perdido creyentes a su engaño. Ahora se vale de la alabanza verdadera para hacer creer a la gente, que nosotros somos los “hermanos separados”). A todo lo anterior, incluyen ahora una fugaz preparación de diversos catequistas, que al igual que el verdadero pueblo de Dios, según ellos también predican el Evangelio, y en su momento, en forma contumaz realizan, eventos masivos como los que a lo largo de todo el ministerio evangélico el pueblo de Dios ha realizado proclamando con verdadero amor y justicia La Palabra de Dios. Ahora bien, aunado a ello hoy en día es muy triste, ver y saber que a través de las redes de internet, que algún solista famoso, o algún grupo musical, quienes aparentemente se han identificado con línea y linaje Evangélico, sin más, se atreven a coparticipar llevando sus (incluyendo nuestros himnos más antiguos cuyos cantos y coros se confunden con las  alabanzas (Que ahí sí, ya no sabemos, si fueron inspiradas por Dios, o por el enemigo de nuestras alamas, para “globalizar” (así lo tenemos que entender a todas las iglesias. Y con ello preparar el gobierno del anticristo), esto es el meollo para preguntarnos como un supuesto “hijo de Dios” se encuentra compartiendo con el clero LO QUE ES DEL SEÑOR. (lo que antes era destinado en forma especial para Dios) llevando ante sus dioses e imágenes y/o santos, sus cantos de adoración,  inmersos con aquellos líderes que se dicen conformar la iglesia universal bajo el legado de un pontífice terrenal, del cual todos sabemos saldrá el Anticristo ejerciendo su poder político y religioso.  

Así pues, los que comulgan con las tinieblas y Belial, SE HAN OLVIDADO DE LOS MANDAMIENTOS DE DIOS, rebasando, cual mas, EL CAMINO DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA. Y alguno se preguntará  ¿A qué se debe tan acre y tan dura crítica? Ante estos hechos abominables y vergonzosos, puesto que llegan al grado de evidenciar el “cinismo más perverso”, de no reconocer su comunión con el clero, cuando sin justificación (ante tal evidencia) se proclaman servidores de Nuestro Dios, con engaño y mentira. Para ese tipo de gente, se aplica la palabra de Dios bajo la forma siguiente: 2ª Corintios 11:14; San Mateo 6:24. “Y NO ES MARAVILLA PORQUE EL MISMO SATANAS SE TRANSFIGURA EN ANGEL DE LUZ”. “NINGUNO PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES; PORQUE ABORRECERA AL UNO Y AMARA AL OTRO, O SE LLEGARA AL UNO Y MENOSPRECIARA AL OTRO: NO PODEIS SERVIR A DIOS Y A MAMMON.”  

Sirva para esa caterva de individuos la exhortación que ha quedado plasmada en el preámbulo de este tema, esperando de mis amados hermanos  la fina e interesada comprensión para aquellos que son ENTENDIDOS y buscan con agrado LA VERDADERA SABIDURIA Y AMOR DE DIOS.

La Definición de la alabanza, la encontramos especificada en la Epístola de San Pablo, dirigida a los Hebreos, en su Capítulo 13, Versículo 15, que dice: “Así que, ofrezcamos por medio de él (Cristo) a Dios siempre SACRIFICIO DE ALABANZA, ES A SABER, FRUTO DE LABIOS QUE CONFIESEN SU NOMBRE.”

Lo anterior, se corrobora, bajo el versículo 2, Capítulo 14, del Libro del profeta Oseas, que dice: “Tomad con vosotros PALABRAS Y CONVERTIOS A JEHOVA (CUYO NOMBRE SIGNIFICA Dios redime, y este nombre le corresponde a Nuestro Señor Jesucristo), Y DECIDLE: QUITA TODA INIQUIDAD, Y ACEPTA EL BIEN, Y DAREMOS BECERROS DE NUESTROS LABIOS.”

Conforme a la retorica, el concepto “Becerros”, simboliza Sacrificio. Cuya expresión plena alcanza validez,  conforme a lo que nos dice el Salmo 50, en el desglose de los siguientes versículos:

“El Dios de Dioses, Jehová, ha hablado, Y convocado la tierra desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.” (Versículo 1).
“JUNTADME MIS SANTOS; LOS QUE HICIERON PACTO CON SACRIFICIO.”

“no te reprenderé sobre tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que delante de mi están siempre.” (Versículo 8).

Enseguida vemos como en forma poética el señor deslinda LA LEY, DE LA GRACIA REDENTORA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, acorde a los versículos al 13, que enseguida se transcriben-

“NO TOMARE DE TU CASA BECERROS, NI MACHOS CABRIOS DE TUS APRISCOS.”
“PORQUE MIA ES LA BESTIA DEL BOSQUE, Y LOS MILLARES DE ANIMALES EN LOS COLLADOS.”
“CONOZCO TODAS LAS AVES DE LOS MONTES, Y EN MI PODER ESTAN LAS FIERAS DEL CAMPO.”
SI YO TUVIESE HAMBRE, NO TE LO DIRIA A TI: PORQUE MIO ES EL MUNDO Y SU PLENITUD.”
“¿TENGO DE COMER YO CARNE DE TOROS, O BEBER SANGRE DE MACHOS CABRIOS?”

Todo lo anterior, culmina en una forma maravillosa, cuando el Dios vivo y verdadero nos dice:

“SACRIFICA A DIOS ALBANZA Y PAGA TUS VOTOS AL ALTISIMO.”

Quiero concluir este tema diciéndoles que la palabra ALABANZA, viene del  griego  AINOS, AINESIS y EPAINOS, esta última denota “Aprobación, recomendación y sobre todo significa alabanza, LA CUAL SE USA COMO “Herencia de Dios” en razón de su gloria tal como lo dice San Pablo en su Epístola dirigida a los Efesios, en su Capítulo 1, Versículo 24. “PARA QUE SEAMOS PARA ALABANZA DE SU GLORIA (SU MANIFESTACIÓN) NOSOTROS QUE ANTES ESPERAMOS EN CRISTO.” “QUE ES LAS ARRAS DE NUESTRA HERENCIA, PARA LA REDENCIÓN DE LA POSESIÓN ADQUIRIDA PARA ALABANZA DE SU GLORIA.”

ENTENDIENDO A LA “Iglesia”, como POSESIÓN, por Dios. Como lo expresa el versículo 6 de la Epístola en comento: “PARA ALABANZA DE LA GLORIA DE SU GRACIA, CON LA CUAL NOS HIZO ACEPTOS EN EL AMADO.”

COMPLEMENTA LO RESEÑADO LO QUE NOS DICE San Pablo por medio de la Epístola a los Filipenses, 1:11. “LLENOS DE FRUTOS DE JUSTICIA, QUE SON PARA JESUCRISTO, A GLORIA Y LOOR (ALABANZA A DIOS) MANIFESTADO POR EL PODER DE CRISTO.  DE LA ALABANZA DADA POR DIOS, SOBRE EL QUE ES JUDIO (PUEBLO de Dios nosotros los gentiles, extranjeros y advenedizos) EL QUE ES EN EL INTERIOR; Y LA CIRCUNCICIÓN (En breve se publicara un tema sobre este asunto de interés espiritual) ES LA DEL CORAZON EN ESPÍRITU NO EN LETRA, LA ALABANZA LA CUAL NO ES DADA DE LOS HOMBRES, SINO DE DIOS.”

Como pueden ustedes ver, que la “Alabanza viene de Dios”, la “Alabanza no viene del hombre, ni la genera el hombre en forma alguna. Tenemos que comprender que todo “Don perfecto viene de lo alto”, puesto, que la ALABANZA ES OTORGADA POR DIOS, tal como no lo muestra la primera Epístola dirigida a los Corintios 4:5. “Así que no juzguéis antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual también aclarará lo oculto de las tinieblas, y manifestará el intento de los corazones, y entonces cada uno TENDRA DE DIOS LA ALABANZA.”

La alabanza es manifiesta en proporción a las acciones de la persona. Por ejemplo, podemos ver que es el resultado de una prueba, de una lucha, de una tribulación, tal cual lo describe la Primera Carta de San Pedro, 1:7. “Para que la prueba de nuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perce, bien que sea probado con fuego, sea hallada EN ALABANZA GLORIA Y HONRA, cuando Jesucristo fuere manifestado.”

Otra prueba más la tenemos en Filipenses 4:8. “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, SI ALGUNA ALABANZA, EN ESTO PENSAD.”

Para que tengamos mejor ilustración consideremos 2ª Corintios 8:18. (Tito enviado a Corinto) “Y Enviamos juntamente con el al hermano, CUYA ALABANZA EN EL EVANGELIO ES POR TODAS LAS IGLESIAS.”  Y COMO MENCIONABA EN UNA PREDICACIÓN RECIENTE PARAFRASEANDO EL HIMNO: “Hay un canto nuevo en mi ser, es la voz de mi Jesús, que me dice ven a descansar, tu paz conquiste en la Cruz. CRISTO, CRISTO, CRISTO, NOMBRE SINIGUAL LLENA SIEMPRE MI ALMA DE ESA NOTA CELESTIAL. ¡Uf, que maravilloso es conocer a Dios, y servirle con ánimo voluntario sin ambages, ni displicencias falaces y ominosas. Porque bien sabemos todos aquellos que colaboramos en el ministerio de la Predicación y de la Alabanza, que el Evangelio se predica con el ejemplo, ya que los que lo practicamos  conocemos muy bien El poder de Nuestro Señor Jesucristo.

La Alabanza (para culminar, se ve manifestada y expresada como BENDICION con la cual se hace “alarde” (en el buen sentido de la expresión) para Alabar, Celebrar, Glorificar, Cantar, orar, clamar en la vía y forma que lo hacia “El pueblo de Israel”, pues debemos de saber que el concepto alabanza también se deriva del Hebreo en el concepto  ALAL, el cual aparece más de 160veces en el Antiguo Testamento y aparece por primera vez en el Libro del Génesis 12:15. Donde se desprende que los príncipes de Egipto “alabaron” la belleza de Saraí (Sara). Conscientes que la alabanza si bien es cierto que se uso para alabar las personas, también es cierto, que en mayor grado (MAS ELEVADO) se utilizó PARA ALABAR A NUESTRO DIOS. Dejo todo lo expuesto a su consideración sugiriendo la lectura de los Salmos 146:1,2; 148:2-5, 13.

Conclusión: Típicamente, la Alabanza se expresa en el Santuario, sobre todo durante las grandes fiestas. Y  siendo proclives apliquemos toda esta enseñanza en la forma que lo precisa el libro del profeta Isaías 62:2, y versículos 4 al 9.

 

Que Dios los Bendiga, y que la Alabanza del Señor, sea siempre en nuestra Boca.
            Su hermano en Cristo, Josué González Pérez.