GRUPO FEMENIL

TESTIMONIOS

•TESTIMONIO ZONA TEZIHUTLAN


•TESTIMONIO ZONA CARDENAS


Mi nombre es: Felicitas Bautista Hernández.

Soy miembro en comunión de la Misión: “Filadelfia”, de la localidad de Huazuntlan, Subzona el Rubí, Ver.

Hace un tiempo tuve una caída muy fuerte, y como consecuencia de este golpe, se afectó mi columna vertebral, padeciendo dolores continuos, y muy intensos. En oración yo le lloraba al Señor pidiendo su misericordia, para ser sana, pedía que Él obrara sanidad en mi cuerpo.

Paso el tiempo y parecía que no había respuesta, pues mi sufrimiento cada día iba en aumento, por la noche ya no podía dormir, pues no soportaba los dolores tan fuertes en mi columna.

Seguí orando, y pidiendo a mi Dios su ayuda, su misericordia. Con mucha dificultad continúe asistiendo a los cultos al Templo, y ¡gloria a Dios!, pues en medio del sufrimiento, su presencia Divina siempre me acompañaba, me confortaba, inyectaba fe en mí.

Nuestro pastor con tiempo venia motivándonos, a prepararnos espiritualmente para un evento que se aproximaba en el mes de diciembre de 2019, era la reunión de Interzonas que se realizaría en el Templo: “Maranatha”, en Cárdenas Tabasco.

Yo le pedía al Señor me permitiera estar en esta reunión especial, y llegó el día tan esperado, pude asistir con la ayuda de Dios.

En el segundo día del evento, por la mañana, un siervo de Dios invitó a los enfermos pasaran al altar, pues se oraría por ellos, su servidora pasó, y algo muy hermoso sucedió en mí, pues cuando oraron sentí un calor muy singular que invadió poco a poco todo mi cuerpo, ¡era Dios¡, sí, era Él, que me estaba sanando, y así fue estimados hermanos.

Cuando me levante de la oración, ya no sentía el dolor, se había desaparecido, estaba sana, sana para la gloria de Dios.
Oh, hermanos, no dudemos Jesucristo Sana y Salva, porque Él es el mismo ayer, hoy, y por todos los siglos.

Sigamos confiando en su poder siempre, porque Él es Fiel.