En la alabanza y la adoración

Hno. Abraham Hernández Villalpando. 05 Octubre 2018

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que adoren. San Juan 4:23


En repetidas ocasiones hemos escuchado palabras como: <<¿Te acuerdas cuando íbamos a las Convenciones? ¡Cuánto gozo había! O ¡Recuerdas que íbamos al Culto y aunque estábamos horas no se sentía porque se derramaba el Poder del Espíritu Santo!>>. Por qué vivir de recuerdos si Jesucristo es el mismo de ayer, de hoy y lo será por todos los siglos.

En esta parte de las Escrituras nos está hablando de verdaderos adoradores. Si consideramos la conversación que tuvo el Señor con la mujer samaritana, desde luego que no fue casualidad que pasara por ahí, los judíos para no entrar a esa Ciudad le daban vuelta a los territorios, pero el Señor Jesús si entró y llegó hasta el pozo de Jacob, al llegar, le dijo a una mujer samaritana: “(…) Dame de beber” y ella contesta: “¿Cómo tú, siendo Judío, me pides a mí de beber, que soy mujer Samaritana? porque los Judíos no se tratan con los Samaritanos”, a lo que le contesta:“Si conocieses el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber: tú pedirías de él, y él te daría agua viva”, la mujer le dice: “Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo…”, después de esto la Escritura nos dice que el Señor le hace notar algunas cosas respecto a su vida y le dice: “Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni en este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre”, esto dando entender que entonces el Señor está en todas partes, pero no en todas partes habita.

¿Quiénes eran los Samaritanos? Los samaritanos son una mezcla de la raza judía con gentes de otras nacionalidades paganas, (2º Reyes 17:24). No era posible considerar que judíos se mezclaran con otras gentes de otras naciones. Los Samaritanos llegaban a aceptar prácticas idolátricas, aunque de alguna manera ellos tenían el conocimiento de la Palabra de Dios y aceptaban el Pentateuco, pero lamentablemente se habían salido de las riendas espirituales, ellos sí tenían un Culto dirigido a Dios para celebrar a Jehová, pero su adoración era labial mezclada con prácticas paganas. Como hoy en este tiempo, muchos evangélicos creen en Cristo y aparentemente le dan adoración y alabanza, pero ¿qué clase de alabanza le dan a Dios? “Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos: porque la salud viene de los Judíos”, el Señor dijo estas palabras a la mujer, porque quería hacerle notar que estaban adorando de una forma equivocada que no estaba dentro de lo correcto. El Pueblo de Israel sabía como adorar, servir y darle la Gloria a Dios, pero se desviaron de la Verdad. El pueblo judío en repetidas ocasiones se desvió de la adoración verdadera, hicieron cosas fuera de la voluntad del Señor; en este caso podríamos decir: ¿MIEPI tiene la línea de cómo adorar y Servir a Dios? Amén, sí, pero cuando viene el descuido espiritual, se deja lejos el buscar a Dios tal como debe ser, se empieza a buscar novedades, emocionalismo y sucede que se deja la verdadera adoración, las Sendas Antiguas.

En el MIEPI tenemos Pan y Agua en abundancia, Cristo nos alimenta, no tenemos necesidad de ir a buscar en otro lado solo por oír, que por ahí hay cosas bonitas y que viene un Predicador de otro País, no, porque el que está con nosotros es Grande y Todopoderoso. Los verdaderos adoradores buscan de Dios cada día ¿qué es la adoración? es Culto o reverencia que se rinde a Dios por sus Obras (Salmo 92:1-5), por ser quien es Él, Salmo 100:1-4.

Adoración en el Antiguo Testamento Shachah en Hebreo: inclinarse, postrarse, (Génesis 24:26). En el Nuevo Testamento Proskyneo, del Griego: postrarse, arrodillarse delante de, (Apocalipsis 19:4). Cuando adoramos al Señor nos postramos ante Él, es un homenaje. En un homenaje a la Bandera, se está con respeto a nuestro Lábaro Patrio. Cuánto más, cuando venimos a darle a Dios la Gloria, la Honra y la Alabanza, no debemos olvidar que la adoración nos lleva al respeto, a la reverencia y la alabanza que se brinda a Dios Todopoderoso. ¿Qué sucede en los Cultos cuando se han perdido las Sendas Antiguas? Se ha perdido mucho respeto, algunos congregantes mascan chicle dentro de la Casa de Dios, eso es falta de respeto y reverencia a las cosas de Dios, no se le puede adorar así. El Culto es una solemnidad a Jehová de los ejércitos, es un momento en el que venimos a darle la Gloria, la Honra, la Alabanza y toda la Adoración, no se debe perder el sentido, quienes durante el Culto toman agua, comen, están con la novia todos cariñosos, le están cambiando el pañal al niño y más, le están faltando el respeto, es falta de reverencia a lo Santo, “(…) Mi casa, casa de oración será llamada…”, (San Mateo 21:13). Se tiene que buscar a Dios en verdad, cuando Dios está en el corazón, el temor suyo está en nosotros. Si en la iglesia popular se tiene mucho respeto, ¡Cuánto más en nosotros no se debe perder jamás al respeto y la reverencia al Señor! El Templo es el lugar en donde habita su Presencia, donde se escucha su Palabra y se le Adora, Salmo 134.

Cuando oramos, debemos Adorar a Dios, (Génesis 12:8), ese momento en el que el Señor se deja sentir y conforta nuestro corazón, en todo momento cuando se ora, se debe hacer con mucho respeto y siempre dando la Alabanza al Padre.
La Alabanza es la parte de la Adoración en que se rinde Honor a Dios, (2º Crónicas 7:3). La Alabanza se expresa con glorias, se expresa con Himnos y también se puede expresar con música, pero esos Himnos deben ser inspirados por Dios, deben Glorificar a Dios. MIEPI tiene una gran herramienta: Nuestros Himnos Predilectos, ¡damos gracias por ellos!

En 2º Reyes 16:10-12, el rey de Judá tiene una alianza con el rey de Asiria, ellos se reúnen en Damasco donde hay un altar pagano, al rey Achaz le gusta y manda hacer uno igual en Jerusalén y sacrifica al Dios Todopoderoso, ¿Se complacerá Dios que se tome lo pagano y se le rinda homenaje?, actualmente toman la melodía de canciones paganas y se la ponen a cantos cristianos, contaminan la adoración a Dios, ¿Eso será verdadera alabanza a Dios? Por otro lado, los que buscan los shows de los lugares que se dicen ser cristianos, donde los que lo hacen buscan ser reconocidos, sus letras no mencionan a Dios, a Jesús, solo de vuelve un espectáculo. Realmente ¿MIEPI necesita esto? No, porque nuestro Señor y Salvador habita entre nosotros, tiene que haber una verdadera Adoración a su Nombre en todo momento, porque donde hay una verdadera Adoración hay Salvación, Sanidad Divina, se mueve la Presencia de Dios, Apocalipsis 4:8-12.