La oración y el ayuno

Josué González Pérez 14 mayo 2018

Es una necesidad retomar las Sendas Antiguas en la oración y el ayuno. En la Palabra de Dios encontramos esta combinación muy especial, porque posee un detonante poderoso de bendición para la vida personal, familiar y para la Iglesia de Cristo cuando se practica correctamente. Ejemplos de ello:

• 1º Samuel 7:5,6. Fue un medio para que Israel retornara a Dios de su constante idolatría y el Profeta puntualizaba la importancia de retornar a Dios.
• Daniel 9:3. Es fundamento para buscar el rostro de Dios.
• San Lucas 2:37. Ana a pesar de su edad, estaba en el Templo en ayuno y oración.
• San Marcos 9:29. Son recursos espirituales contra la obra del diablo.
• Hechos 13:3. Para que Dios confirme el llamado a sus Siervos.
• Hechos 14:23. Necesario para el crecimiento de la Iglesia y la extensión del Evangelio.

•AYUNO: Es la abstinencia voluntaria de todo alimento por un tiempo determinado, éste puede ser:

• De 1 día, Jueces 20:26.
• De 3 días, Ester 4:16.
• De 7 días, 1º Samuel 31:13.
• De 3 semanas, Daniel 10:3.
• De 40 días, San Mateo 4:1,2.

¿Cómo debe ser?

• Levítico 23:27,28. Vemos una de las fiestas principales de los judíos: El día de la expiación, era una convocación en la que se dice que los pecados serán borrados, esto era una sombra del Sacrificio único y perfecto de Cristo Jesús.
• 2º Samuel 12:16. Un ayuno de penitencia, dolor y súplica en señal de duelo.
• Jonás 3:4. Para implorar protección Divina.
• Salmo 109:24. Para fortalecer
• Salmo 109:24. Para fortalecer nuestra vida espiritual.
• San Mateo 6:17,18. Encausa una relación más cercana a Dios.
• Esdras 8:21,23. Se percibe con mejor claridad la Voluntad de Dios y también se ayuna para que Dios haga Milagros, el más especial es que salve y que sane a los enfermos.

La naturaleza del verdadero ayuno es:

- Honrar a Dios, que Él lo reciba como la ofrenda de Abel.
- Negarse a sí mismo, que nuestro orgullo sea abatido.
- Para depender de Dios, que Él haga lo que quiera hacer.
- Demostrar arrepentimiento por el pecado.

Dios rechazó el ayuno de su pueblo por su actitud rebelde y continuidad en el pecado (Isaías 58:1-7). Mientras el corazón del creyente esté en rebeldía, enojo, mal carácter y reincidencia al pecado, no va a servir de nada; también porque su apariencia de buscarle era una forma de ostentación y de externar públicamente lo que estaban haciendo, cuando debe hacerse en secreto, porque Él lo que ve en secreto lo recompensa en público. Les recrimina por su vida carnal y violenta, carecían de espíritu recto, humilde y puro. No se puede ayunar cuando el corazón es duro hacia el prójimo, hijos, familia, esposa, esposo, sino que cuanto más se practique, mejor esté su vida delante de Dios.

•ORACIÓN: Es la libre expresión del alma del cristiano que lo acerca a Dios, para comunicarse reverentemente, Salmo 4:3.

•Verdades acerca de la oración: Es la cenicienta de la Iglesia. Es de la que más se habla y la que no se quiere, muchos la evaden, le dan la mínima importancia y así se va comprimiendo aquello que fue el motor de la Iglesia primitiva. Quienes predicamos, mayormente debemos hacerlo, no importa cuán grande sea el intelecto, capacidades o habilidades.

• Por esa gente que siempre está de rodillas, es que hay manifestación del Espíritu Santo en las Iglesias.
•Si somos débiles en la oración, seremos débiles en todas las áreas.
• El que se arrodilla ante Dios, sabrá estar de rodillas ante cualquier circunstancia.
• Satanás no le teme a las mega Iglesias, le teme a este pequeño grupo de hermanos constantes en la oración.
• Nunca se verá ahí una multitud, la multitud estará en los eventos sociales pero en un culto de oración siempre serán contados.

Jesús, es el máximo ejemplo de la oración, San Marcos 6:46.

• Independientemente de su trabajo, siempre había un lugar para orar, San Marcos 1:35.
• Siempre había un momento para orar, el mejor ejercicio para el alma es la oración, (San Lucas 11:1), por la tarde (San Mateo 14:23), oró toda la noche (San Lucas 6:12). Ésta es el principio y hasta siempre.

De la vida de oración del maestro aprendemos:

1. Que la oración es insustituible en la vida del cristiano. Aunque pida oración, él debe orar primero.
2. Es el eje rector en todos los aspectos de la vida, no creamos que podemos hacer las cosas porque tenemos capacidad, necesitamos orar.
3. Es una disciplina espiritual que ejercita nuestra vida cristiana, debemos apartar un tiempo exclusivo para orar, no debemos limitar o restringir nuestra vida de oración.
4. Oras poco, serás poco; si oras más, verás la Gloria de Dios.

Por todo esto se debe orar y ayunar, porque Cristo viene, se trata de actuar, de reconocer donde nos quedamos y clamar a Dios, en los tiempos más difíciles Él nos consuela y fortalece, además de darnos poder para vencer la tentación. Retomar las Sendas Antiguas es una señal de que hay un desvío, que se tomó un atajo, el más corto y fácil; a esto se le llama descuido espiritual: Cuando el creyente ha puesto su interés en otro asunto, en las riquezas temporales, trabajo, familia, cuestiones académicas o con los avances tecnológicos. Algunas características del descuido espiritual:

• Omisión al cumplimiento de un deber.
• Negligencia o falta de cuidado a su alma.
• No está preparado para la Venida del Señor Jesucristo

Lo que hay que hacer:

1. Despertar, Efesios 5:14.
2. Cuidar de la Salvación con temor y temblor, Filipenses 2:12.
3. Humillarse, 2º Crónicas 7:14.

Hay que pedir al Señor que quite el orgullo, debilidades, pereza, ego, que despoje de aquello que perturba y estorba la relación con Él, buscar su rostro es decir, buscar a Dios, no sus manos, no sus pies, buscarle con el deseo de hallarlo, esto implica conocerlo a Él, conocer a Jehová Jireh, el Dios que proveerá lo que le hace falta; Jehová Rafa, su Sanador, el que quita sus enfermedades y sana sus dolencias; Jehová Shalom, el Dios de paz y en la oración hay paz, hay descanso; Jehová Shaddai, El Todo Suficiente, el que hizo los cielos y la tierra y tiene Poder para sustentar, le sostiene como miembro de Iglesia en comunión o si está caído, Él tiene Poder para restaurar, para perdonar pecados.